RAZÓN AUREA

09 septiembre 2006

FE Y RAZÓN

"La fe consiste en creer lo que uno sabe que es imposible"

No recuerdo muy bien quien dijo esto, pero me parece una buena aproximación al concepto de la fe que, por otra parte, la Iglesia Católica define como una "gracia", un don divino. Se entiende, por lo visto, que no se necesita ninguna gracia especial para creer en lo que es posible, pero como quiera que "creer en algo que uno sabe que es imposible", es, a su vez imposible, o bien se puede tener fe de que se tiene fe, o bien que tener fe es imposible.
Creemos que existen personas que tienen una fe sincera del tipo que sea, pero suponemos que lo que sucede es que tienen fe en que tienen fe. Yo tambien tengo fe en que estas personas tienen fe, aunque en el fondo, yo crea que tener fe es imposible, aún así creo en su sinceridad.
Esta es mi particular forma de tener fe: creer que tener fe es imposible, o sea que no existe tal cosa; lo cual viene decir que, en realidad, la gente que tiene fe, realmente no cree en lo que cree, pero como, al mismo tiempo, les creo sinceros y honestos, no cabe otra posibilidad que la de que sean solamente objetos, más que sujetos, de la fe, de donde se deduce que el objetivo de la fe es conseguir crédulos y no creyentes.

11 Comments:

At 13 de septiembre de 2006, 10:01, Blogger Francisco Aguilar Piñal said...

Hola, Nicolás. Estoy leyendo tu blog (mejor decir bitácora, en español) por consejo de mi hermano José Luis, y comienzo por comentar este post ("anotación" en español)
sobre la fe. (Por cierto, la vieja amistad me permite recordarte que la palabra "fe" no tiene acento, porque es monosílaba).
El tema de la fe depende de la psicología humana, sobre todo en aquellas personas sometidas a la autoridad eclesiástica, porque aún no han madurado en su libertad de conciencia, es decir, en su razón.
Te invito a entrar en mi bitácora GRANDES PALABRAS ABSTRACTAS, en la dirección "vandalio.bitácoras.com" donde encontrarás un texto mío sobre "Ciencia y creencia" que quizás te interese. Un abrazo,
Francisco Aguilar Piñal.

 
At 13 de septiembre de 2006, 15:31, Blogger nicolas said...

Gracias, Francisco Aguilar, tomo nota de lo que dices y corrijo las faltas.

 
At 17 de septiembre de 2006, 22:29, Anonymous Pepe Gómez said...

Querido Nicolás:
En primer lugar habría que puntualizar que la Iglesia nunca ha dicho que tener fe sea creer en algo que es imposible, o que se piensa que es imposible, etc.Tener fe es creer en algo que es posible. Y no sólo esto es así: es creer en cosas que son. Fue Oscar Wilde el que dijo que "no creería en nada, excepto en algo que sea imposible". Pero esto es desviarnos de la cuestión de la fe de la Iglesia: puesto que para la Iglesia existe un concepto de tiempo que para ser comprendido bien habría que leer con detenimiento a autores como J. B. Metz, Ratzinger, y, en general, a todos los autores (¡ojo! tanto creyentes como no creyentes, del "después de Auschwitz")no creo que sea este un lugar para extenderse más: la cuestión es que el "ser"de todo objeto (sea este individuo o no) se sitúa sobre un tiempo lineal en donde sucesos del pasado nos miran desde el futuro (el futuro escatológico) convirtiendo nuestro presente en lo que se ha dado en llamar un "adventus". Por otra parte, para los problemas típicos sobre el "¿qué es la fe?", "¿qué es creer?", nada como pasearse por el "Creer que se cree" de Gianni Vattimo (pese a que en muchos sectores se desprecie su palpable adscripción al "pensamiento débil").

Un abrazo: Pepe Gómez

 
At 17 de septiembre de 2006, 22:50, Blogger nicolas said...

Pepe:
Veo que decididamente te embarcas en la nave de la teología y abandonas la de la ciencia: ¿cómo, si no, se puede decir que la fe es creer en la cosas que son?
En este viaje, en el de la teología, me temo que no voy a poder acompañarte. Yo sólo me ocupo de lo científico,de lo que, como decía Poper, puede ser falsable; afirmaciones al uso como que "un dios creó todo lo visible y lo invisible etc." entra para mi en el terreno de lo acientífico, de lo que no es falsable y por lo tanto, para mi, cae en la sombra de lo que alcanza la razón.
Es una especie de ceguera que me aqueja casi desde que nací al "uso de razón". Espero que ese creador en el que tu pareces creer, me haya compensado con algún otro don que en este momento no alcanzo a distinguir...
Tuyo siempre.

 
At 19 de septiembre de 2006, 13:06, Blogger jose Luis said...

Como en muchas otras muchas discusiones, acabamos llegando al problema de la definiciones; ¿ que es “lo que uno sabe que es imposible”? por ejemplo, la existencia de las hadas, ¿sabemos que es imposible o es que nadie ha logrado demostrarnos que es posible?

¿ De verdad sabemos que 2+2 = 5 es imposible ?

Tema interesante y curioso es la expresión “uno sabe”. Eso quiere decir que lo que “uno” sabe puede ser diferente de lo que “otro” sabe, es decir que lo que para “uno” es imposible podría suceder que para el “otro” no lo sea. Por ejemplo, una persona de una tribu perdida sin contacto con las civilizaciones “científicas”, debería tener mucha fe para creer que un avión posado en el suelo, pueda volar, ya que sabría (por su experiencia y por sus conocimientos) que es imposible.

¿ Podríamos quitarle subjetividad y hablar de lo que “racionalmente es imposible” ¿ Aunque deberíamos entonces entrar a definir lo que significa “racionalmente”.

Seguiremos escribiendo...

 
At 19 de septiembre de 2006, 14:23, Blogger nicolas said...

José Luis:
Tienes toda la razón. Como sabes, existen dos clases de juicios: los falsables, de los que se ocupa la ciencia, y los no falsables, de los que se ocupan la teología, etc.
Otra cosa es poner el ventilador en marcha para intentar confundirlo todo.

 
At 22 de septiembre de 2006, 12:11, Blogger japg said...

Yo no me mojo mucho porque por desgracia mis creencias chocan de plano contra las de todos los demás.

Lo único que me gustaría es no sentir un recelo ni compasión hacia mí cuando digo que no creo ni me lo creo, y que yo he decidido que no crean por mí ni hacerme partícipe de lo que considero una ofensa a la razón (la razón no es sólo del hombre, está en la naturaleza y en el orden del universo).

Del mismo modo que yo respeto (en parte, ciempre hay límites) a los que creen en uno o varios dioses o en otras cosas, que me respeten por no creer. Tanto no cuesta.

Un saludo, Pepe y Nicolás. Esto se ve mejor con una cerveza.

 
At 22 de septiembre de 2006, 12:49, Blogger María Reyes said...

Gran nivel el de los comentarios que aquí figuran sobre la fe. Y quiero añadir el mio: No entiendo que el creer sea algo que lo dicte o no la fe. Lo dicta la manipulación del pensamiento a la que tantos están dispuestos a someterse... La más hermosa facultad del ser humano, la libertad de pensar, no debe ser interferida por nada ni nadie.

 
At 22 de septiembre de 2006, 15:30, Blogger nicolas said...

Sr(a). JAPG:
Mi maestra en esto del escepticismo sistemático fue, sin duda, mi abuela. Recuerdo que a veces decía:"todo es mentira; hasta el tren".
Se oye, con cierta insistencia, que todas las opiniones son respetables. Yo pienso que son las personas las que merecen respeto, aunque sus ideas, como tales, no sean de mayor consideración. Y en este sentido, cada uno es muy dueño de opinar lo que quiera sobre lo que le venga en gana, sin faltar a las personas, cosa que olvidan con frecuencia tanto creyentes como no creyentes; es una especie de indeseable "patente de corso" que algunos se asignan por saberse en posesión de la verdad.
Con respecto a la adjudicación de una "razón" para lo no humano que usted otorga en su comentario, tengo mis reservas; en mi opinión, la razón es privativa del hombre, los animales, las plantas y las cosas podrán tener epíritu o ánima (o alma, si queremos), en eso consiste el animismo y otras ideologías al uso, pero, para entendenrnos, deberíamos convenir que la razón es una cualidad netamente humana. En caso contrario, sería necesario encontrar otra palabra que explique porqué somos lo que somos.
Gracias por su comenterio.

 
At 23 de septiembre de 2006, 13:36, Blogger japg said...

Sí, supongo que la razón es algo que otorga el hombre tanto a él como a determinadas cosas que convenga.

Como comento, yo suelo respetar a la gente que crea cada cosa, porque a mí me da igual lo que cada uno haga con su vida. El problema es cuando interfieren en mi vida intentando cambiar mis muchas y raras ideas (el típico ejemplo de los Testigos de Jehová que te paran por la calle y cuando les cuento que soy ateo y que ni me importa lo que crean ni me interesa intentan secuestrarme y lavarme el cerebro), pues ya hay un salto de las ideas a los actos. Eso no lo soporto.

Por cierto, soy Juan Antonio ;-)

 
At 29 de septiembre de 2006, 14:05, Blogger jose luis said...

Es curioso como, una discusión que comenzó como algo abstracto y filosófico, ha derivado al tereno personal.
Aunque yo preferiría seguir el el terreno de discusión filosófico no puedo menos que comentar que, aunque muchos opinamos como M Reyes que "La más hermosa facultad del ser humano, la libertad de pensar, no debe ser interferida por nada ni nadie". lo que sucede es que mucha gente tiene fe, precisamente para no tener que pensar, porque el razonar a veces puede llevar al vértigo, y lo que muchas personas quieren es seguridad.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home