RAZÓN AUREA

08 octubre 2006


Hace unos meses, un buen amigo escultor que no tiene ni idea de astronomía encontró, en una cuba de escombros de una calle de la Macarena, junto con unas maderas con gruesos tornillos que no se conservan, un espejo de 25 cm., tallado a f6. El escultor, sin saber lo que era aquello, pensó que sería idóneo para pedestal de una figura...así que lo rescató de entre los cascotes. Su estado es menos lamentable de lo se podía esperar, no obstante habría que hacerle un poco de "dermoestética", suponiendo, que es mucho suponer, que la parábola sea buena. En cualquier caso, creo que se puede ver con él aunque sólo sea para hacerse una idea...Bueno, el caso es que lo convencí de que era una pieza interesante en manos de alguien que sepa de qué va la cosa etc., etc. Por fin, hoy, me lo ha entregado. Yo, por mi parte, cuando hablé con él del asunto y me dijo que me lo daría, se lo prometí a mi "socio" Joaquín el cual espero que consiga desvelar sus posibilidades. Antes de meterse en harina, sería conveniente probar qué tal es. Quizá si alguen tuviera un newton de 250mm. a f6, podríamos probarlo, si no, tendrá que entrar en el foucault, lo cual es una complicación . El espejo tiene un grosor condiderable, unos 38mm., y está fundido de vidrio común. En el dorso tiene grabadas las iniciales "I P" y otra "P" por otro sitio. Tambien "1977" y "focal=154,5cm". Naturalmente, me gustaría conocer la historia de esta pieza; posiblemente, alguno de los antiguos aficionados pueda dar alguna pista sobre éste "I. P." que, en 1977, talló un espejo de 25cm. para un telescopio con 154,5 cm. de distancia focal, todo un record en la Sevilla de aquella época. ¿Qué fue de él? ¿Murió? ¿Se aburrió del proyecto? ¿Lo desahuciaron? ¿Se lo tiró su mujer a la basura? ¿Era una castaña de espejo? o, a lo mejor, ¿Llegaría a ofrecer maravillas celestes? Quizá, porque la senilidad no lo puede todo, en algún asilo de ancianos, desde la memoria líquida y confusa de alguno, aún floten campos estelares en el duermevela de una siesta desvaída. Quizá, perdidos ya todos los recuerdos, haya uno, único e indeleble: su newton de 25cm. O quizá no, y para él sea ya para siempre "...del año la estación florida cuando el mentido robador se Europa, media luna las armas de su frente y el sol todos los rayos de su pelo,... en campos de zafiros pace estrellas..."

2 Comments:

At 26 de abril de 2007, 21:39, Blogger María Reyes said...

¿Llegaste, Nicolás a saber algo más del origen de esta pieza?.... He vuelto a releer con gusto el suceso y me entra la curiosidad, aunque supongo, habrías escrito el desenlace, si es que lo hubiese tenido.
Saludos, M.R.

PS: muy bonitos los apuntes del natural que le siguen.

 
At 28 de abril de 2007, 0:55, Blogger nicolas said...

Gracias por tu comentarios, María Reyes. Efectivamente, nunca supe nada más del propietario del espejo...Aunque J. Delgado ha identificado la caligrafia como la de Costas. Ando con ganas de montarlo a ver que tal es y si hay que devolverlo a la cuba de escombros donde apareció...

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home